martes, 27 de abril de 2010

El Roca Blog Day and me


Esto fue más o menos lo que dije el viernes en la segunda edición del Roca Blog Day en el auditorio del diario Río Negro. A la situación hay que agregarle algo de nerviosismo, las disgresiones correspondientes, la extensión de algunas ideas y la supresión de otras.

"Hola, soy Mario Favole y tengo un blog… esto podría ser como esos encuentros de terapia de grupo. Hubiera funcionado si se ponían en círculo, yo me paraba al medio y tras presentarme, ustedes decían “Bienvenido, Mario, gracias por sumarte al grupo”.
Teniendo en cuenta que el Roca Blog Day ya está bajando las persianas y ustedes tienen que salir corriendo a comprar alfajores para llevarles a sus parientes o a ver si pegan onda con alguna piba 2.0, voy a tratar de no aburrirlos. Los que están en sus casas siguiendo el RBD por internet, no toquen nada, esta es mi voz.
Lo bueno de estar al final es que seguro que lo importante ya lo escucharon, lo cual me quita cierta responsabilidad.
Lástima que no vino el que nos iba a explicar cómo ganar guita con Internet. Igual me había parecido que iba a ser una versión 2.0 de esos libros que te enseñan a ser millonario, que se ve que no funcionan o venden poco.
También pensé en que para que no se duerman podría calificar a esto de exposición y titularla “Twitter versus Facebook, eyaculadores precoces contra para onanistas crónicos y vouyeristas”.
Pero esta no es la mesa de Redes Sociales, esto ya tiene un título y es “El blog como fuente de expresión”, en mi caso diría el “Blog como escenario de mis obsesiones”.
En diciembre de 2007, ya cansado de bardear en blogs ajenos, decidí tener el mío, al que llamé “El Conjuro”… por descarte, todos los buenos putos nombres que me gustaban ya se los habían llevado.
El Conjuro por uno de mis libros preferidos “La conjura de los necios”, pero que de algún modo también habló de lo que quería hacer: conjurar parte de lo que me pasa por la cabeza de modo de exorcizarlo y evitarme la visita al psicólogo; y, en el mejor de los casos, conjurar con lectores desconocidos, conjurar en el sentido de complotar, de formar un grupo con intereses comunes.
Una de las razones para tener este blog fue y es y supongo que será difundir las cosas que leo y que me interesa compartir. De amigos, de desconocidos, de bloggers y escritores ignotos y de los otros.
En ese camino, a veces interrumpido por piquetes de Fibertel, trabajé el blog con secciones, entre ellas, acápites o epígrafes de libros que leí; extractos de libros; notas escritas para el blog específicamente o de revistas en las que escribí; con las entrevistas lo mismo; fotos; coberturas de eventos, recomendaciones de otros blogs y algunas otras cosas como curiosidades; ideas sueltas; dudas; anécdotas o una sección llamada “El mundo se fue al carajo”.
Últimamente cargo con regularidad una especie de monólogo que hago en la radio, un repaso de noticias trascendentes y de las otras que pretende ser ingenioso.
La idea de trabajar en secciones, algo no tan común en los blogs, donde más bien te guiás por etiquetas, se debe a que con anterioridad a tener este blog yo era el administrador de los blogs del periódico roquense La Comuna.
Eso ocurrió por algo más de un año, hasta que los que toman las decisiones en el primer piso de este edificio compraron ese periódico. Y en un arranque neogutembegriano, adictos al papel, fanatizados por las letras de molde, como dice la presidenta, consideraron que era mucho gasto que los lean fuera del ámbito de circulación de la Comuna.
En el 2007 y por culpa en parte del diseñador Marcelo Vidal, del poeta-periodista-blogger Alfredo Jaramillo y de la generosidad de María Malán comencé a meterme en los blogs como productor de contenidos y ya no como lector o comentarista.
Un Nederthal con banda ancha a cargo de tres blogs, trabajo que disfruté muchísimo… entre otras cosas porque pagaban, algo que no siempre ocurre con los blogs en los medios de comunicación.
El pasaje de los blogs de un periódico, más allá de la absoluta libertad que me dieron, a uno personal implicó sin duda una mayor audacia en algunos contenidos (entiéndase audacia más como imprudencia que como valentía), una búsqueda más personal en cuanto al tono usado para contar las cosas.
Y la necesidad, supongo que a muchos les pasará, de confirmar que lo que se postea alguien lo lee.
En esa búsqueda del lector, pequé. Tengo que confesar que apelé al clásico de poner una mina linda en pelotas. Martín Demichelis, si estás viendo esto, te pido disculpas, era tu mujer.
E incluso hice un post confirmando que el entrenador de la selección iba a ser Maradona, antes de que lo contrataran, con la mala suerte de que esa tarde lo confirmaron en el cargo, con lo cual los que iban a entrar con esa trampa, habrán ido a parar a otros medios.
No sé si este blog se lee más ahora que en el 2008, lo que sí se es que tiene menos comentarios y eso es algo que lamento, tal vez deba volver a poner minas en bolas.
Y esto va más allá de la necesidad de aprobación y pasa por el interés de generar alguna especie de diálogo, aunque sea desigual.
De hecho, quería preguntarles si por acá no andan “Chica almodovar” o “Hetitor”, dos habituales opinadores de este diario.
No están… una lástima porque andaba necesitando un par de fachos para generar polémica en mi blog, será otra vez.
Este año decidí publicar más seguido, aunque sean cosas muy cortas, e incluso algunas que comparto por otros medios, Facebook o la web de mi programa de radio “Con Dios y con el Diablo”.
Tiene que ver no sólo con la idea de atraer a más lectores sino también con darle material nuevo a quienes entran con regularidad. Como lector he dejado de lado a algunos blogs- Blogs que tienen menos entradas que un partido entre Yupanqui y Atlas un miércoles lluvioso, me aburre no ver nada nuevo y los dejo de lado.
Lo dije al comienzo de esta exposición soy Mario Favole y tengo un blog.
Pero yo si pudiera, además de tener un blog, publicaría libros con cada pequeña historia que tengo ganas de contar o de recomendar, pero no puedo por cuestiones prácticas y económicas.
Por eso me valgo de lo que tengo a mano: la posibilidad de tener un blog, dos o diez. Pero siempre sabiendo que es un medio, un vehículo, que es, nada más y nada menos, que una herramienta que vale lo que vale, dependiendo de la destreza de la mano que la empuña".
PD: la foto se la robé de Facebook a Gisela Figueroa Minchel .

13 comentarios:

Natalia Cabral dijo...

Recuerdo lo de Maradona. Yo fui una de esas que caí cuando publicaste lo de la selección.
Eso no se hace Favole!

Peach dijo...

Dr. Ya dejé mi opinión por ahí y la repito TREMENDA la presentación. Debería dedicarse a eso. Falto un Jaramillo para que todo se terminara de ir al carajo!

Peach dijo...

Dr. Ya dejé mi opinión por ahí y la repito TREMENDA la presentación. Debería dedicarse a eso. Falto un Jaramillo para que todo se terminara de ir al carajo!

Nicomartinez dijo...

Yo no estuve en el RBD querido amigo Mario, pero las impresiones de amigos y colegas coincidieron en que no defraudaste. Como siempre. Leí tu presentación y la verdad es que, aunque con poca autoridad, confirmo que estuvo buena.
Me hubiera gustado que los anónimos Chica Almodóvar y Hetitor estuvieran presentes para el cruce, así se ponía un poco picante el asunto.
Coincido en que faltó un Jaramillo para que termine de irse al carajo.
Y mario, por último, los comentarios se disuelven en la réplica digital del mensaje, todos terminamos comentando en facebook.
Hoy comento por acá ahora que volví a encontrarme con tu blog que no defrauda.
Abrazo

Alberto Gast dijo...

Excelente artículo Mario!!!

Conjuro dijo...

Muchas gracias a todos por los comentarios.
Natalia, fue sin querer, pero viste que lo de Maradona al final se confirmó, fue una primicia sin datos... algo que cada vez se usa más en el periodismo.
Confirmado los de los comentarios, Nico, lo puso Lucrecia en Facebook, comenta ahí porque es más simple.

Anónimo dijo...

Estimado Mario: puedo concluir, luego de leer su presentación, que, en su caso, el concepto de "lector ideal" umbertoequiano, se ajusta a un ser masculino y pajero que sólo se redime por intentar ser anarquista. Por favor, no se olvide de las lectoras que llenarán este post de comentarios luego de verlo tan salvajemente galante. Puedo ser su chica Almódovar, si me lo propone, y podemos ir a leer juntos a Milton Friedman mientras sentimos el aroma de los azahares valletanoso o también visitar a Hetitor. Tuya es la espada ahora, romano.

Mr. Sopen o Sergio Rios dijo...

ya tenés comentarios, tenés que ser feliz! pero no te olvides de poner miniittaass como diría capusotto...

CRis Rosales dijo...

Como yo te escuché en vivo y en directo, ni me gasté en leer todo lo que con tanto esfuerzo [suposiciones] debes haber escrito luego de verlo/escucharlo.

En fin, estuvo más que buena la expo que hiciste.

Y ahora que estas en Twitter también, espero que nos hagas reír de la misma manera!

Saludos!

CRis.

Conjuro dijo...

Estimado anónimo o anónima, debo ser un conservador porque siempre asocio en primer lugar al onanismo con el género masculino, pero no creo que sea el lector ideal, apenas uno posible. Gracias por el halago, ya me pidieron que sortee la camisa en la radio. En cuanto a lo de ser mi chica Almodóvar, la película de mi vida ya tiene directora, pero si la propuesta es polemizar aceptada la oferta, excepto en eso de visitar a Hetitor, patronímico que me remite a Larrea y Seis para triunfar. ¿Mía es la espada? La necesitaré si se vienen tiempos violentos.

dario dijo...

favole presidente

Conjuro dijo...

Muchas gracias, pero prefiero ser ministro de Relaciones Exteriores o agregado cultural en alguna ciudad copada.

klauke dijo...

Primero: la camisa merece ser subastada, no sorteada. Segundo:Debo decir que no asistí al segundo rocablogday por dos motivos: el primero; estaba cursando. El segundo: la grilla de oradores y temas no me parecieron atractivos a excepción de 1 o 2,y terminó primando mi subjetiva relación costo-calidad.Sin dudas,fue bueno leer tu presentación y fuentes que considero confiables me dieron la certeza de mi buena intuición.slds!