sábado, 11 de julio de 2009

El diente de Onetti y Vargas Llosa

El Viejo notó que le miraban el único diente que le quedaba en uso y dijo: “En otro tiempo tuve una magnífica dentadura, pero se la regalé a Vargas Llosa”.

5 comentarios:

Dina Ciraolo dijo...

"Sonrío sin rencor; aunque me cuesta, asiento con la cabeza, pero le hago saber con los ojos y un movimiento de la mano que hay algunas cosas que él no sueña y acerca de las cuales no podremos entendernos; mis ojos le dicen que ésta incomunicación me entristece."
Juntacadáveres

Conjuro dijo...

En un kiosco de Cipolletti hace más de diez años compré una de esas ofertas "Dos clásicos por 15 pesos". Uno de ellos era Juantacadáveres, me costó leerlo, libro denso el de Onetti.
Hace poco se reeditó la colección completa del uruguayo. Yo me traje El pozo y Los adioses, este último me pareció una pequeña gran novela.

Dina Ciraolo dijo...

A mi no me resulta densa la lectura, al contrario, navego felizmente por sus páginas. Sin embargo es lo pegagoso de sus sentimientos oscuros y sobrecogedores lo que me deja soldada a lugares de mi misma q prefiero evitar, por lo menos actualmente. Y sí, me pintó el new age...jajaja

Miriam Eme Eme dijo...

Hay una foto increíble: es Onetti, en su cama, con la botella de whisky al lado y su único diente reluciente.
A los días se fue al diablo.

Capo Onetti!

M.

Pd: no hay saludos para vos porque insistís en lo de Steve y Fernández.

Conjuro dijo...

Si no me equivoco fue Soriano quien contó que en cierta ocasión se acercó una mujer (creo recordar que decía que era bella) y arremetió contra Onetti con una extensísima ristra de elogios.
El abordaje se cerró cuando Onetti la miró y le dijo "mire si será putita".